Cómo hacer la mejor foto de un león

Si no has ido nunca de safari, puede que estés perdido a la hora de colocarte o de decidir la hora en la que es mejor sacar fotos del rey de la sabana. Sin embargo sólo es necesario seguir unas sencillas pautas que harán que vuelvas a casa con imágenes inolvidables.

Ten buena vista… o elige un buen guía

Las manadas de leones son grandes: suele haber cinco o seis hembras con sus cachorros y entre uno y tres machos (aunque solo uno es el dominante). Esto quizá te puede hacer pensar que son fáciles de ver… pero no es así. Su color se confunde con el color de la hierba de la sabana, por lo que es imprescindible ir con un buen guía que conozca bien el territorio.

Ármate de paciencia

Los leones son muy dormilones. Pueden estar hasta 20 horas en reposo por lo que si quieres sacar una foto de un león en plena acción, tienes que tener paciencia. Si quieres conseguir una foto de un macho en plena caza, será difícil, ya que normalmente son las leonas las encargadas de proveer de alimento a toda la manada.

Colócate bien

Si localizas a un gran macho, intenta que el vehículo se coloque bien. Las mejores fotos de un león suelen ser de frente, cuando están sentados o caminando hacia nosotros. Si tienes la suerte de encontrar el momento en que el felino clava su mirada de fuego en ti, conseguirás una foto para enmarcar.

Del mismo modo, cuando están sentados mirando al horizonte, podemos hacer buenas fotos del perfil del animal.

Pilla los mejores momentos

Es verdad que los leones están muchas horas en reposo, pero si tienes la suerte de ver un momento de acción, tomarás unas fotografías preciosas. El momento de la caza de las leonas es impresionante (pero difícil de conseguir) pero también lo es cuando se alimentan de sus presas. En ese momento, puedes hacer buenas fotografías tanto de cachorros, como de leonas y grandes machos, ya que comen con un estricto orden jerárquico.

También puedes hacer magníficos retratos cuando los leones rugen para marcar su territorio o cuando se aparean con las hembras. En el apareamiento, cuando la hembra está en celo puede aparearse con los machos más de 20 veces al día.

Aprovecha los amaneceres y atardeceres

En África, las mejores luces del día son los amaneceres y los atardeceres. Si tu guía conoce el territorio, te llevará a ver las manadas de grandes felinos en esos momentos del día para que te puedas recrear con tu cámara.

Más allá de las primeras y últimas horas del día, no te olvides de que la luz tras una tormenta en la sabana también es excelente. Aprovéchala.

Cómo hacer la mejor foto de un león

Send this to a friend